Lo que he aprendido de ti

Puedo despedirme de ti el 31 de diciembre, y sé que estaré dándote la bienvenida el 1 de enero. Lo nuestro es un ir y venir sin encontrarnos. Lo nuestro es el tormento de odiarte y saber que pase lo que pase, vas a seguir a mi lado. Por muchas veces que te despida en nochevieja y aunque jamás te dé esa bienvenida por las mañanas. Eres la primera en asomar por la puerta.

Sí. Un año más seguiremos con estas contradicciones. Con una lucha que a ratos deja ver el reflejo de una victoria que cada vez parece más cerca. Nos faltan pasos para llegar a la meta, nos falta un empujón que tarde o temprano llegará. Y hasta entonces seguiremos aquí, como hemos estado en 2013: enfrentándonos a ti con nuestra mejor artillería. Porque nadie nos enseñó a luchar, pero hemos aprendido rápido y tenemos todo lo que nos hace falta.

Imagehttp://diegobaigorri.com.ar/idem/2013/06/22/canciones-tan-docil-es/

Por eso hoy encaramos 2014 con energía y celebrando por todo lo alto que un año más no has podido con nosotros. Que nos seguimos levantando cada día pensando en cómo nos despediremos de ti. Porque sí, Esclerosis Múltiple, algún día llegará ese día y hasta entonces, no vamos a darte ni un respiro. Ni uno sólo, porque somos muchos y estamos unidos en esto.

Gracias familia, amigos, amigas, parejas, cuidadores, cuidadoras, fundaciones, federaciones, asociaciones y ciudadanos que creéis y lucháis cada día para darnos esta artillería. 

Reflexiones para cerrar el año

Hay dos cosas que todos deberíamos hacer cada vez que empieza un nuevo año; tomar las doce uvas y hacer una breve reflexión sobre el año que dejamos atrás.

12… 11… 10…
Y es que este año ha sido especial.
Hemos sobrevivido un año más de crisis.
El número de voluntarios y donantes ha incrementado exponencialmente.
Han nacido emprendedores.
Ha sido el año Internacional de la energía sostenible.
Hemos descubierto el Bosón de Higgs.
¡Hemos saltado desde la estratosfera!

9… 8… 7…
Y es que los mayas no vaticinaron el final del mundo, sino una transformación, lo que nos deja la clara oportunidad de empezar una nueva era.

Y como no podía ser de otra manera, aprovechando esta oportunidad, la lucha contra la Esclerosis Múltiple empieza también, junto con el 2013, una nueva etapa.
Porque la Esclerosis Múltiple ya es noticia.
Los avances van tan rápido que se quedan atrás por nuevos avances.
La esperanza de una mejor calidad de vida en personas con EM, es mucho mayor.
Y la fuerza de las personas con EM… ¿¡Qué os vamos a contar?!
Es más sólida.
Más potente.
Más constante.

6… 5… 4…
La llegada del 2013 deja atrás buenos momentos, y también alguno que otro malo.
Pero sobre todo, nos abre las puertas a la oportunidad de ser quienes hemos soñado ser durante todo este tiempo. De reír todo lo que no hemos podido reír durante este año.
De vivir todo lo que no hemos querido, o no hemos podido, o no hemos recordado.
Empezar una nueva era nos da la oportunidad de empezar una nueva vida. Una vida más alegre, más plena, con más sentido.
Nos da la oportunidad de empezar a valorar lo que habíamos olvidado valorar. De dar más. De odiar menos.

Tal y como decían los mayas, el 2013 es un momento de cambio, de transformación, de mejora.

Por eso seguiremos soñando en grande.
Seguiremos creyendo en un cambio.
Seguiremos riendo a carcajadas.
Seguiremos siendo la mejor versión de nosotros.
Pero sobre todo, ¡sobre todo!, seguiremos luchando contra la Esclerosis Múltiple.

GRACIAS a todos los que creéis y os mantenéis unidos en este movimiento contra la Esclerosis Múltiple.

3…2…1…

¡FELIZ 2013!

Resumen 2012