Lo que he aprendido de ti

Puedo despedirme de ti el 31 de diciembre, y sé que estaré dándote la bienvenida el 1 de enero. Lo nuestro es un ir y venir sin encontrarnos. Lo nuestro es el tormento de odiarte y saber que pase lo que pase, vas a seguir a mi lado. Por muchas veces que te despida en nochevieja y aunque jamás te dé esa bienvenida por las mañanas. Eres la primera en asomar por la puerta.

Sí. Un año más seguiremos con estas contradicciones. Con una lucha que a ratos deja ver el reflejo de una victoria que cada vez parece más cerca. Nos faltan pasos para llegar a la meta, nos falta un empujón que tarde o temprano llegará. Y hasta entonces seguiremos aquí, como hemos estado en 2013: enfrentándonos a ti con nuestra mejor artillería. Porque nadie nos enseñó a luchar, pero hemos aprendido rápido y tenemos todo lo que nos hace falta.

Imagehttp://diegobaigorri.com.ar/idem/2013/06/22/canciones-tan-docil-es/

Por eso hoy encaramos 2014 con energía y celebrando por todo lo alto que un año más no has podido con nosotros. Que nos seguimos levantando cada día pensando en cómo nos despediremos de ti. Porque sí, Esclerosis Múltiple, algún día llegará ese día y hasta entonces, no vamos a darte ni un respiro. Ni uno sólo, porque somos muchos y estamos unidos en esto.

Gracias familia, amigos, amigas, parejas, cuidadores, cuidadoras, fundaciones, federaciones, asociaciones y ciudadanos que creéis y lucháis cada día para darnos esta artillería. 

Anuncios