Contar que tienes Esclerosis Múltiple

Contar que tienes Esclerosis Múltiple es un factor más de la enfermedad. Viene con el diagnóstico, aunque no aparece como síntoma en los libros.

Contar que tienes EM, es revivir el momento en que oíste el nombre por primera vez. Es trasladarte a ese día que ya no olvidarás. Es recordar el bloqueo y el miedo a lo desconocido. Es sentir de nuevo la rabia por la injusticia de que exista algo así. Y de que, además, te haya tocado a ti.

Contar que tienes EM es abrir tus puertas del miedo. Es decidir qué quieres contar, y saber qué quieres guardarte. Es dudar por segundos de si se quedarán a tu lado o si se alejarán de ti.

Contar que tienes EM es sentir la libertad para hacerlo. Es sentir a quién, cómo y cuándo hacerlo. Es no sentir presión por hacerlo. Y sobre todo, es saber que contándolo o no contándolo, tú seguirás siendo exactamente la misma persona.

Contar que tienes EM sólo tiene una obligación, y es hacerlo de la manera que más te apetezca.

En el momento en el que más te apetezca.

Y a la persona a la que más te apetezca.

http://www.esclerosismultiple.com

Motivos para celebrar el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

Hoy es 29 de mayo.

Tal día como hoy, la teoría de la relatividad de Einstein fue comprobada y confirmada. Se crearon las Fuerzas de La Paz de las Naciones Unidas, y queen dio un concierto en Elland Road.

Tal día como hoy, durante los últimos miles de años, han pasado millones de cosas que la gente lamentó, y miles de millones de cosas más que la sociedad celebró.

Hoy nos toca a nosotros celebrar el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple. Y sí, digo celebrar siendo consciente de lo positivo que es celebrar algo. Porque por lo menos yo, no voy a lamentar nada. Ayer era tarde para seguir lamentando, y a partir de hoy, comienza un año nuevo en el que estamos más unidos en esta lucha, en el que parece que poco a poco, todo empieza a ir en una misma línea y eso, sin duda, es motivo de celebración.
Porque cada vez hay más avances tecnológicos, hay más investigación y lo que es más importante, hay más interés por conseguir avanzar en esta batalla.
Porque cada vez, somos más los que creemos que avanzar juntos, alzar nuestra voz y responsabilizarnos de todo este movimiento es la mejor manera de llegar a algo. A un resultado que nos satisfaga. A una respuesta que nos contente, y a un estado que nos haga sentir bien.

Todavía queda mucho por hacer, pero mientras tanto, seguiremos celebrando cada año el Día Mundial de la EM, porque seguirá siendo aquel día en el que todos los que estamos implicados en esta lucha estaremos a una, en lo bueno y en lo malo, pero siempre con la esperanza de conseguir todo, todo, y todo lo que nos propongamos.

#DiaMundialEM

La variedad de síntomas en la Esclerosis Múltiple

Estos son María y Pablo, dominando su mundo

María podría tener 24, 30 o 43 años; estar soltera, casada o tener un novio de cuatro meses. Podría tener un perro llamado Bruno, o un gato, y podría tener un trabajo que le gustara.
María podría ser una chica que, al realizar una actividad común, se sintiera débil.
O podría tener algunos problemas visuales, como ver borroso o ver doble.
Podría parecer torpe al coger cosas con sus manos, o podría perder el equilibrio sin previo aviso.

María también podría ser una chica que conoce a un chico que se llama Pablo.

Y Pablo podría tener la edad de María. Podría tener dos hijos y una mujer maravillosa. Podría hablar lentamente o quizás retrasando alguna palabra. Podría necesitar una muleta. O una silla de ruedas.
O le podría costar concentrarse.

Pablo y María podrían tener Esclerosis Múltiple.

Podrían tener varios de estos síntomas, podrían tener sólo uno, o podrían no tener ninguno.

Podrían pasar días difíciles y largos.
O tristes.

Y también podrían despertarse cada mañana sintiéndose las personas más fuertes del mundo.
Podrían deslumbrar a medio mundo con una sonrisa.  Podrían querer a su familia más que a nadie. Y podrían contar con el apoyo de sus amigos.

También podrían estar enamorados. Y podrían exprimir la vida al máximo.

Podrían disfrutar de un buen helado de chocolate.
Y podrían reírse a carcajada limpia durante horas.

¡Podrían hacer tantas cosas!

Pero sobre todo, podrían gritarle al mundo que su vida no termina con el diagnóstico.
Que hay algo más allá de la Esclerosis Múltiple.

El 30 de mayo, forma parte del Día Mundial de la EM.