Enlace

Abre los ojos.

El mundo te está esperando.
No te puedes perder cómo a tu alrededor, las cosas van pasando.
Cómo un día saldremos de la crisis. Cómo España ha pasado a la final de la Eurocopa. Cómo tus hijos maduran. Cómo tus padres todavía te transmiten sabiduría. Cómo “molan” tus amigos. Y tu trabajo. Y todo.

No te puedes perder una de las cosas que la Esclerosis Múltiple no te ha quitado: la vida.

Y es que habrá días en los que no podremos aguantarlo más, en los que la tristeza se apoderará de las horas y cualquier cosa que pase, que veamos, que oigamos, que toquemos, estará en formato blanco y negro y no tendrá ningún matiz que lo haga destacar.

Habrá días, en los que ni el apoyo de la persona más querida servirá de apoyo, en los que nuestro carácter será difícil, en los que nuestra sonrisa será algo que brillará por su ausenca.

Estoy segura de que no podremos evitarlo.

Pero también estoy segura de que un día después de alguno de estos días, algo ocurrirá, puede que algo insignificantemente pequeño…
y hará que todo valga la pena.

Quizás sea la frase tonta de alguien, un beso apasionado, el abrazo de un amigo o nuestra película preferida.

Y es que siempre, siempre, hay algo que da intensidad a nuestros días.

Pero para eso, sólo hay un truco: mantener los ojos bien abiertos…
¡no se nos vaya a escapar!

Abre los ojos.
Múevete por la EM.

 

Anuncios